ISO 9001-2015 | POLITICA DE CALIDAD | | info@kydat.com | (54.11)4922.9000

Novedades Transoft

Camiones sin control rompen la ruta

Share

El sobrepeso en los camiones destruye el pavimento y el asfalto y puede provocar accidentes de tránsito. Sólo se controla el 0,03% de los vehículos pesados.

Queremos compartir con los transportistas de carga esta interesante nota analizando los vehiculos que circulan por la la autopista Córdoba-Rosario, el estado de las unidades y el de la ruta mísma. Les recordamos que con Transoft usted puede tener sus unidades en regla y bajo control con nuestro completo Módulo de Mantenimiento. Que cubre Mecánica y Neumáticos, Control de Unidades, Stock.

lavoz.com.ar

Cerca de 80 mil vehículos pesados (camiones y colectivos) circulan todos los meses por el peaje de Pilar en la autopista Córdoba-Rosario. Muchos de ellos están excedidos en los 45 mil kilos de carga máxima que pueden llevar, según las leyes.

El exceso de peso genera baches en el cemento y hundimientos en el asfalto. Según la Dirección Nacional de Vialidad, un aumento del 20 por ciento en el peso equivale a que un pavimento que debería durar 10 años resista sólo cinco años. Y más allá de ser un grave problema de infraestructura, una ruta en mal estado también puede ser causante de accidentes viales.

En general, los vehículos que van excedidos de peso son los que llevan arena y piedra desde las sierras de Córdoba a Santa Fe y Buenos Aires. También circulan en infracción camiones que transportan granos.

Caminos de las Sierras tiene la concesión de los primeros 40 kilómetros de la autopista hasta Pilar. Es el sector más destrozado de la ruta, según un relevamiento de este diario, situación también reconocida por la propia empresa. Junto con la Dirección Provincial de Vialidad, realiza controles de carga sorpresivos con balanzas móviles desde julio de 2015.

Entre enero y mayo de este año, controlaron 123 camiones en total y detectaron que 50 estaban excedidos con su carga. “Además de multarlos, los vehículos deben descargar de manera inmediata los excedentes de cargas”, explican desde la empresa.

Para Caminos de las Sierras, los escasos controles se deben a que la balanza móvil demanda mucho tiempo de trabajo porque, además, se pesa por eje y no la totalidad del vehículo. “Caminos de las Sierras cuenta con una sola cuadrilla de personal y básculas móviles que se dedica a realizar los operativos de manera alternada en las nueve rutas que componen la Red de Accesos a Córdoba”, detallan.

En Córdoba existe un solo puesto fijo de pesaje sobre la autopista a Buenos Aires, ubicado en Villa María, y que pertenece a la Dirección de Vialidad Nacional. Entre enero y abril, controló unos 2.500 camiones por mes y detectó que el 4,38 por ciento de los que venían desde Rosario tenían sobrecarga, mientras que ese porcentaje fue del 7,18 por ciento entre los que circularon en el sentido contrario.

En la provincia, la multa por cada tonelada de más equivale al valor de 200 litros de gasoil. En tanto, Vialidad Nacional tiene una tabla de infracciones que dependen de los kilos en exceso y la cantidad de ejes. En promedio, un camión con cinco mil kilos de más pagará unos 10 mil pesos de multa.

La experiencia de la gente de los puestos de control indica que los camioneros se avisan entre ellos cuando saben que están controlando. “Es notable cómo cuando se está realizando el pesaje en una ruta, ellos desvían por otro camino o estacionan en banquina durante horas para evitarlo”, señalan desde Caminos de las Sierras.

Reclamo

Pablo Trapani, presidente de la Federación Cordobesa de Transporte Automotor de Cargas (Fecotac), reclama más controles.

“El problema climático más la sobrecarga rompe los caminos. Es imposible trabajar así para nosotros. Perdemos los que queremos hacer las cosas bien. A nosotros nos perjudica, porque alguien que lleva más carga deja sin trabajo a otro camionero”, detalla.

Trapani apunta en especial a los camiones que llevan piedra y arena. Años atrás, la Fecotac determinó que salían más de 350 camiones por semana de una cantera, todos con sobrecarga. “Salen en caravana cuando saben que no hay controles. Hace unos días a la medianoche, vimos unos 15 camiones con 60 mil kilos que iban en caravana desde Río Ceballos”, ejemplifica.

Según Trapani, también hay que controlar las canteras y las zonas de acopio de materiales. “Muchas veces, al camionero lo obligan a cargar de más para bajar los costos. Si el camionero no carga, se queda sin trabajo”, justifica.

Consecuencias

Camiones sin control. Los vehículos sobrecargados rompen con más frecuencia los elásticos y suspensiones y se les dificulta frenar. Un camión con exceso de carga necesita por lo menos un 40 por ciento más de distancia de frenado y afecta la estabilidad del vehículo.

“Aquaplaning”. La sobrecarga hunde el asfalto y crea una huella más profunda que facilita el aquaplaning, la pérdida de adherencia de los neumáticos con el camino. Si hay agua y el surco supera los 12 milímetros de profundidad, el vehículo sigue derecho aunque el conductor intente doblar.

Pozos y piedras. Los camiones con sobrecarga lo rompen y generan baches. También producen piedras que actúan como proyectiles en la ruta

Share

Tiene consultas acerca de Transoft? Envienos un mail.

Para todo tipo de consultas acerca de nuestro software, como adquirirlo, dudas acerca de los módulos que más se adaptan a su empresa, etc., comuníquese por mail o telefónicamente al 54.011.4922.9000.

Transoft
Transoft | KyDat Sistemas ©2014.