La homologación por parte del INTI abrió la puerta para que puedan ser usados en el resto del país. Tienen grandes ventajas respecto de los camiones convencionales: ahorro de combustible, mayor capacidad de carga y menos desgaste del pavimento.

Un bitren es un vehículo que tiene un tractor primario o cabina de conductor y dos semirremolques enganchados entre sí por un acople denominado quinta rueda.

 

La innovación es una de las características por la que San Luis es conocida a nivel nacional. Fue la primera en avanzar con el WiFi gratuito y también con el lanzamiento de los bitrenes, un transporte que ofrece múltiples ventajas competitivas y de infraestructura. Desde 2008 circulan por la provincia y no debería faltar mucho para que puedan hacerlo por todo el país, luego de vencer muchos obstáculos. En los últimos días del año pasado el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) homologó este tipo de vehículos, por lo que el resto del país está en condiciones de habilitar su paso, algo que por ahora sólo hace San Luis.La provincia cuenta con 15 bitrenes,cuya principal tarea es transportar granos hacia los centros de acopio. La idea es llegar a los grandes puertos de la Argentina.

Los bitrenes aportan al cuidado del medio ambiente, ahorran combustible, protegen la cinta asfáltica, transportan más mercadería que los camiones comunes y cuentan con tecnología de punta que los hace más seguros. Hasta ahora no tenían permitido transitar por las rutas de todo el país, pero a partir de la implementación de la patente, estos vehículos, que eran considerados como experimentales, podrían cambiar el universo del transporte de cargas.

En este momento en la provincia hay 15 bitrenes, de los cuales 13 se usan para transportar granos desde los campos hacia los distintos centros de acopio, entre los que está la Agrozal, en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Villa Mercedes. Por el momento es la tarea principal, pero esperan poder expandirse y por qué no, llegar a los puertos más importantes del país. San Luis se encuentra al límite de la zona agrícola, por lo que la logística siempre ha sido de alto costo. Sin dudas que la llegada de los bitrenes redunda en menores costos y  más beneficios para el sector agrícola.

Un bitren es un vehículo que tiene un tractor primario o cabina de conductor y dos semirremolques enganchados entre sí por un acople denominado quinta rueda. El camión tiene características particulares. Se distingue por su largo, que alcanza los 25 metros, lo que hizo que a nivel nacional tardara la homologación, que hoy está en manos de cada provincia.
San Luis recientemente lanzó un curso para obtener el registro habilitante para manejar bitrenes, que tiene como único requisito poseer licencia de conductor de camiones. Además fue la primera provincia que tomó las riendas y decidió hacer su propia ley para que estos mastodontes de dos cuerpos puedan transitar por las rutas puntanas.  El jefe del Subprograma de Transporte de Carga y Carretero, José Luis Calderón, contó la historia que debió transitar la provincia para mejorar día a día la prestación de estos vehículos.

“En el año 2009 hicimos una ley que era experimental de la cual Nación tomó muchas de las medidas para realizar su decreto de reglamentación en 2014. En aquel momento se impuso un plazo de tres años para realizar sondeos y estudios sobre su uso y funcionamiento, lapso en el que el Estado tenía el rol de acompañar a los privados que hicieron las inversiones para tener estos vehículos. Finalmente en 2016 logramos tener la normativa definitiva, lo que permitió el tránsito sin inconvenientes dentro de todo el territorio provincial”.

No obstante, según contó Calderón, su área sigue desde cerca las decisiones y medidas que se toman en el centro de toma de decisiones del país. “En este momento se debe pedir autorización a Seguridad Vial y además San Luis debe estar adherida al decreto nacional para hacer otros corredores por fuera de los límites provinciales. Sin embargo, el INTI creó un patentamiento, del mismo estilo del que se le hace a un auto, pero exclusivo para bitrenes, denominado Licencia de Configuración de Modelo (LCM), que debería omitir el paso anterior para dar lugar a una gestión más cómoda”, aseveró el funcionario, quién es optimista sobre la ampliación de la influencia de los bitrenes.

“En materia operativa y de tecnología, el uso de estos vehículos no tiene contras. Objetivamente es muy superior al camión convencional, no sólo por su capacidad de carga sino también porque permite una mejor distribución del contenido, debido a que se apoya en cinco ejes, lo que también ayuda al cuidado de los caminos”, aseguró Calderón, y agregó datos sobre la condición más notoria que tienen los bitrenes. “En cuanto al largo no existen pruebas que den cuenta de que pueda ser peligroso para el tránsito en las rutas”.


Quien está a cargo del Área Bitrenes y Nuevas Tecnologías, Pablo Díaz, contó cuáles fueron los estudios que se hicieron en materia de seguridad, propia y de terceros, para transitar por los caminos. “Se hicieron pruebas de trepada, de descenso y de frenado, que dieron como resultado que un auto puede pasar un bitrén con una diferencia mínima respecto de cómo lo haría con un camión común. El número final dio 0,4 milésimas de segundos más, basados en el cálculo de la máxima del bitrén, que es de 80 kilómetros por hora, mientras que un auto alcanza los 120 en autopista”.

La implementación de nuevas formas de control se ven reflejadas en mayor seguridad. “Pedimos dentro de la normativa que todos los camiones traigan frenos ABS (anti bloqueantes), sensores de inclinación y control de estabilidad que ayuda a que el camión no pueda volcarse. También sensor de proximidad  y de sueño para evitar colisiones. Lo que hace que impacte menos sobre la carpeta asfáltica, es la suspensión neumática, que se adapta a todas las ondulaciones con menos impacto”, detalló Díaz.

Los camiones de estas características ayudan al cuidado del medio ambiente, por eso están muy difundidos en Norteamérica y Europa. “Vienen dotados con sistema de frenos a motor, que hace que la misma capacidad de aceleración sea igual a la capacidad de frenado, con mayor cantidad de caballos de fuerza, lo que le da reacción al vehículo. Todas esas funciones redundan en el ahorro de combustible, al igual que llevar el doble de carga en un solo viaje. Además los motores vienen con configuración Euro Cinco, que posee urea líquida que neutraliza la emisión de gases”, explicó el funcionario de San Luis Logística.

La Agrozal es una pieza fundamental en el trabajo con esta clase de vehículos. La secretaria de Estado de San Luis Logística, Graciela Corvalán, contó cuáles fueron las reacciones de los emprendimientos privados que participan en el transporte de granos. “Los bitrenes son más limpios que los camiones, además de todas las ventajas que poseen.  Por eso Glucovil, una de las empresas que transporta granos, directamente ya no usa los vehículos convencionales “.

Después de muchos meses, la planta estatal que fue pensada para el beneficio de los productores que quieran acopiar granos, ya está en marcha nuevamente tras una fallida experiencia de concesión. “Allí se pueden recibir granos y realizar tareas de acondicionamiento que dan al productor certezas en cuanto a lo que se vende y al monto final que van a recibir. Además hemos sumado tecnología preventiva para evitar robos”, adelantó Corvalán.

Fuente:El Diario de la Republica